DISAUTONOMÍA: UNA CONDICIÓN INVISIBLE

DISAUTONOMÍA: UNA CONDICIÓN INVISIBLE

octubre 12, 2020 1 Por George Ramirez

A nivel mundial se reportan 70 millones de personas diagnosticadas con disautonomía, y, aunque en México no hay registros de incidencia de esta enfermedad, es importante conocer de qué se trata.

En 1932 es introducido el término “síncope vaso-vagal” por Lewis, siendo el primero en afirmar que “no era un aumento en la actividad vagal sino una disminución en el tono simpático” es decir, el parasimpático no es el que aumenta sus funciones, continúa trabajando al ritmo adecuado y correspondiente,siendo cambió el modo simpático el que disminuye su capacidad de respuesta y activación, permitiendo que sea el sistema regulador el que prime.

La disautonomía es un término médico que hace alusión a un conjunto de síntomas producidos por una falla del sistema nervioso central autónomo, encargado de regular funciones vitales como la respiración yel funcionamiento del sistema gastrointestinal, es decir, las funciones corporales que son involuntarias, inconscientes y automáticas.

Es un padecimiento crónico que afecta en su mayoría al sexo femenino especialmente en dos grupos de edad de 10 a 15 años y de 30 a 40 años, en una proporción 20:1 respecto al sexo masculino cuyos síntomas más comunes son la taquicardia, mareo, debilidad o cansancio, dificultad cognitiva, visión borrosa y puede presentarse a cualquier edad.

Las personas con disautonomía principalmente presentan intolerancia ortostática un alto riesgo de síncopes,es necesaria la educación a los pacientes para que reconozcan y permanezcan alerta a las situaciones desencadenantes y los síntomas prodrómicos, con el fin de evitar numerosos incidentes y consecuencias graves que resultan comprometiendo el estado de salud e integridad general

La disautonomía puede clasificarse en primaria, en la cual no se conocen las causas y secundaria, que aparece debido a enfermedades autoinmunes, cuya manifestación más evidente es la pérdida de conciencia, pues uno de los mayores riesgos que tienen quienes viven con este padecimiento son fracturas a consecuencia de desmayos, los cuales sobrevienen al bajar la presión arterial y disminuye la frecuencia cardiaca.

El espectro clínico es muy amplio, es difícil detectarlo y debe realizarlo un profesional de la medicina. Dado que el sistema nervioso autónomo o vegetativo inerva la mayor parte de los órganos, los síntomas pueden ser muy variados. Uno de las manifestaciones más habituales es la hipotensión ortostática, es decir el descenso brusco de presión arterial se produce cuando un individuo pasa de estar sentado o tumbado a colocarse en posición de pie.

La hipotensión ortostática provoca sensación de mareo y desmayo, pérdida de visión transitoria y en ocasiones pérdida de conciencia de corta duración o síncope por aporteinsuficientedesangrealen céfalo. El Aparato digestivo,los síntomas más habituales son alteraciones en la motilidad del estómago y el intestino que se manifiestan por náuseas, vómitos, diarrea, molestias abdominales difusas y estreñimiento.

Para realizar el diagnóstico el aspecto fundamental es la sintomatología y la existencia de otras enfermedades como la diabetes q u e h a g a n s o s p e c h a r l a e x i s t e n c i a d e d i s f u n c i ó n a u t o n ó m i c a . P u e d e s e r ú t i l r e a l i za r p r u e b a s e n l a s q u e s e m i d e l a r e s p u e s t a cardiovascular al cambio postural o la determinación de la concentración de catecolaminas en plasma que se encuentra disminuida. Las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) son producidas por el sistema nervioso simpático y su concentración aumenta considerablemente en las personas que no padecen esta condición cuando se pasa de estar sentado o tumbado a posición de pie.

Uno de los métodos utilizados en su diagnóstico es la prueba de la mesa inclinada, utilizada para evaluar la causa de los desmayos inexplicables(síncopes)con propósito desencadenar tus signos y síntomas (aturdimiento, mareos desmayos) mientras que se controla tu frecuencia cardíaca y presión arterial.

El tratamiento farmacológico de la disautonomía es complejo puesto que mientras se hacen desaparecer ciertos síntomas otros pueden empeorar. Las medidas para aliviar los efectos de la disautonomía son en gran parte las recomendadas generales para conservar buena salud física mental; varían según el tipo de afección concreto. De Forma General, se recomienda incorporar a la rutina diaria hábitos que intenten mejorar el retorno sanguíneo, como pueden ser:

  •   Realizar unas 5 o 6 comidas diarias para evitar digestiones pesadas.
  •   Realizar ejercicio aeróbico varias veces por semana para mantener el tono muscular.
  •   Evitar permanecer de pie de forma prolongada y si no se puede evitar, hacer pequeños movimientos como ponerse de puntillas o cruzar las piernas. 7 Lo mismo es aplicable a viajes de larga duración sentados: conviene cierto movimiento de vez en cuando.
  •   Usar medias de compresión.
Texto por Alejandra Cardona Directora de Salvando Latidos A.C. IG @salvandolatidos 
Fotografías de Sofía Barchel IG @sofiabarchel

Unete y súmate a la causa colabora
https://fondify.org/es/salvando-latidos-ac/campaigns/clinica-salvando-latidos-ac_8c7ae/